Afroamericano se vuelve presidente de grupo neonazi para destruirlo

• James Stern es pastor, activista, y logró obtener el poder de la organización gracias a su relación con un líder supremacista blanco que conoció en la cárcel, en Estados Unidos.

Un activista y pastor afroamericano, llamad James Stern, obtuvo la presidencia de un grupo neonazi en Estados Unidos, luego de que el ex líder del Movimiento Nacional Socialista, integrado por supremacistas blancos, le otorgara la dirigencia, relata el diario El País.

Jeff Schoep, anterior dirigente de la organización, supo que el activista negro, conoció en prisión a Edgar Ray Killen, un famoso líder del Ku Klux Klan, por lo que contactó a Stern para preguntarle sobre su relación con el supremacista.

James Stern se ganó la confianza de Schoep, y este le contó que temía por repercusiones económicas y legales debido a la marcha racista de Charlottesville en 2017 que ocasionó que una mujer muriera atropellada por un miembro neonazi.

Por lo tanto, Stern convenció a Schoep que le cediera la presidencia del gremio, el cual tiene su sede en Detroit.

Schoep, dijo a la agencia AP, que Stern lo engañó, al afirmar que lo convenció de otorgarle la presidencia para “proteger a sus miembros”.

En entrevista para la CNN, James Stern dijo que ahora como presidente, convertirá la página web del Movimiento Nacional Socialista en una plataforma de educación sobre la historia del holocausto, para después, simplemente destruir el grupo.