Jorge Ramos asegura que fue retenido y sus cámaras confiscadas por órdenes del Presidente Maduro

Jorge Ramos, el más importante periodista de habla hispana en Estados Unidos, jefe de noticiarios de la cadena Univisión, asegura que fue retenido por más de dos horas en el Palacio de Miraflores de Caracas, además de que sus cámaras fueron confiscadas, luego de una fallida entrevista al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Ramos aseguró que a su llegada a Venezuela grabó imágenes de personas sacando comida de un camión de basura, esto muy cerca de Miraflores.

Este material fue mostrado al presidente durante la entrevista y fue este, según Ramos, el motivo de la molestia de Maduro.

Tras 17 minutos de charla, el mandatario se retiró de la entrevista y ordenó que se les confiscara el equipo de trabajo junto con material grabado, dice el prestigiado periodista, quien se queja de la arbitrariedad: “No tenemos nada, se quedaron con nuestro equipo, nos quitaron las tarjetas, la entrevista la tienen ellos. Nos quitaron todos los celulares”, indicó.