Hace 37 años entró al Poder Judicial como taquimecanógrafa, hoy la nombran Magistrada

El mejor premio para Irma Leticia Bermúdez, una ejemplar servidora pública.

En 1982 consiguió trabajo como una humilde secretaria taquimecanógrafa en un juzgado, después trabajó y estudió derecho, nunca imaginó que 37 años después llegaría al máximo cargo del Poder Judicial: hoy rindió protesta como Magistrada.

Se trata de Irma Leticia Bermúdez Cruz, una ejemplar servidora pública, quien con quince votos contra uno, fue aprobada por el Pleno del Tribunal Superior de Justicia de Nayarit para realizar las funciones jurisdiccionales de la Tercera Sala Unitaria en sustitución del magistrado Pedro Antonio Enríquez Soto, actualmente suspendido como parte de un procedimiento de responsabilidad administrativa acordado por el propio cuerpo colegiado.

Al proponer a la licenciada Bermúdez Cruz, el magistrado presidente Ismael González Parra informó que la servidora pública con 37 años de carrera judicial ocupa el segundo lugar en la prelación de magistrados supernumerarios aprobada por el Congreso local el 27 de noviembre de 2014 para realizar dicha función durante cinco años.

El primer lugar en dicha prelación lo ocupa el licenciado Guillermo Agustín Romero Ríos, quien por determinación del Pleno del Tribunal y desde el 6 de febrero sustituye en la Primera Sala Unitaria al también suspendido magistrado Jorge Ramón Marmolejo Coronado.

Magistrado Pedro Enríquez Soto es suspendido por pleno del Tribunal de Justicia de Nayarit