Los magistrados se carcomen; así fue la suspensión de Pedro Antonio Enríquez

Con 14 votos a favor y dos en contra, el Pleno de Magistrados suspendió temporalmente a quien durante ocho años fue su presidente.

Tepic.- En una de las paredes de la sala de sesiones del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), hay tres hileras con 20 fotografías de quienes desde 1934 han sido magistrados presidentes, el último de ellos Pedro Antonio Enríquez Soto, de 2010 a 2018, el periodo más largo sin interrupciones.

Es la misma sala donde en el 2014 fue ratificado para un segundo periodo de cuatro años, en tanto que, precisamente este miércoles, 14 magistrados votaron a favor de la suspensión temporal del cargo, en tanto que dos se pronunciaron en contra, es decir, en respaldo a Enríquez Soto.

Pedro Antonio llegó a la magistratura en diciembre del 2009, mediante aquella cuestionada reforma a la Constitución que amplió el número de magistrados de siete a 17, en el gobierno de Ney González Sánchez. Varios de sus aliados del 2009 se pronunciaron ahora por su salida: Ismael González Parra –presidente-, Rafael Pérez Cárdenas, Ana Isabel Velasco García, Pedro Álvarez Hormaeche, Román Carlos González Momita, Miguel Madero Estrada y Rodolfo Adrián Rodríguez Alcántar.

A favor de la suspensión temporal también votaron los magistrados que llegaron durante la administración de Roberto Sandoval Castañeda:

Miguel Ahumada Valenzuela, Roberto Arturo Herrera López, Francisco Javier Rivera Casillas, Zaira Rivera Véliz, Rocío Esther González García y Alfredo Becerra Anzaldo.

Otro voto en el mismo sentido fue el de Guillermo Agustín Romero Ríos, quien desde hace unos días ocupa la magistratura en lugar de Jorge Ramón Marmolejo Coronado, también suspendido temporalmente.

Los magistrados que votaron en contra de la propuesta fueron Thoth Aldrin Lomelí Aguilar y Raúl Gutiérrez Agüero, solidarios con el magistrado ex presidente, quien durante el tiempo de suspensión recibirá el equivalente al 30 por ciento de sueldo.

Un sillón vacío al lado de González Momita correspondía al del magistrado ausente.

La sesión extraordinaria del Pleno de Magistrados fue programada a la una del mediodía, en razón de que la mañana del martes se recibió comunicación del Juzgado Segundo de Distrito de Amparo Civil y Administrativo, notificando haber negado la suspensión definitiva a Enríquez Soto en el número de amparo 217/2019, lo que, entonces, permitía abordar el tema de la suspensión temporal del cargo.

Ismael González Parra dirigía la sesión, aunque la  explicación detallada recaía en la secretaria General de Acuerdos Alma Rosa Martínez Rivera.

Precisamente la funcionaria judicial se disponía a iniciar la lectura del procedimiento de responsabilidad administrativa PJE-TSJ-P-PRA-01/2019, cuando el magistrado Thoth Aldrin hizo uso de la voz para cuestionar la falta de información sobre el tema a tratar.

González Parra explicó que se trataba del mismo asunto ventilado el uno de febrero, cuando se decidió la suspensión temporal de Marmolejo, mientras que la de Enríquez se pospuso por una suspensión provisional del Juzgado de Distrito.

El magistrado presidente solicitó que se permitiera dar lectura al documento y posteriormente Lomelí Aguilar podría discutirlo.

Según lo anunciado por la secretaria General de Acuerdos, es probable que Pedro Antonio Enríquez haya cometido faltas administrativas graves, además de que, por su influencia como magistrado, se podría obstaculizar la investigación, poniendo en riesgo la imparcialidad de la misma. Se indicó que no se prejuzga sobre la responsabilidad que se le imputa.

A continuación, González Parra puso la propuesta de suspensión temporal a consideración del Pleno, pero únicamente Thoth ventiló su punto de vista. En su opinión, si se habla de probables faltas administrativas graves, el Pleno no es competente para conocer el asunto, sino, en todo caso, de situaciones menores que sólo ameriten alguna amonestación.

En otra parte, Lomelí Aldrin comentó que en la sesión anterior –del caso Marmolejo Coronado- sólo él tomó la palabra para debatir, situación que se repitió este miércoles, puesto que ninguno de los 14 magistrados que votaron por la suspensión temporal de Pedro Antonio Enríquez, explicaron el por qué de su postura. Tampoco se debatió la probable incompetencia remarcada por Lomelí.

Cumplido el proceso de votación, la sesión concluyó a la 1:40 del mediodía, anunciándose que a las dos de la tarde de este jueves se designará entre las juezas supernumerarias Irma Leticia Bermúdez Cruz y María del Socorro Marín Reyes para que una de ellas ocupe el lugar de Enríquez Soto. Por separado, empleados judiciales citaron comentarios positivos de ambas, aunque consideran que en Irma Leticia se reconocería a alguien que tiene cerca de 40 años de carrera judicial.

En las últimas semanas, el ex presidente del TSJ ha presentado amparos contra el Congreso del Estado que busca retirarle el fuero, el citado Pleno, y contra jueces de control y la Fiscalía General del Estado, estos últimos por una posible orden de aprehensión en su contra.

A Pedro Antonio Enríquez se le atribuye probable responsabilidad puesto que, mediante un cuestionado convenio con el INFONAVIT firmado en el 2013, se abrió la puerta para que se produjeran miles de juicios ficticios en contra de acreditados de diversos estados del país.

 

 

Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com

Magistrado Pedro Enríquez Soto es suspendido por pleno del Tribunal de Justicia de Nayarit