Titular de SEDENA: soldados pidieron a gente que se alejaran del ducto, pero no hicieron caso

• Luis Cresencio Sandoval afirmó que los pobladores de Tlahuelilpan se tornaron agresivos cuando los militares quisieron persuadirlos.

El Secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, dijo en conferencia de prensa que el oficial que estaba al mando de los soldados que acudieron al ducto pinchado en Hidalgo, intentó persuadir a los pobladores de Tlahuelilpan para que se alejaran de la fuga de gasolina, pero no hicieron caso.

Incluso, Sandoval aseguró que las personas que tomaban gasolina con bidones, garrafones y otros recipientes, se tornaron agresivos ante los 25 militares que acudieron tras el reporte del tubo roto, por lo que se vieron obligados a hacerse un costado para evitar confrontación.

Dijo, que eran aproximadamente de 600 a 800 personas que estaban en el lugar ordeñando la gasolina, y entrada la noche, se registró la explosión que mató a 66 personas y dejó a 76 heridos.

Mencionó que al presentarse el estallido, se activó el Plan DN-III, por lo que arribaron más tropas para apoyar a los heridos y acordonar el área; enfatizó que en el sitio se encuentran 400 soldados que resguardan la zona para permitir el trabajo de los peritos.

Trabajos de peritaje en la zona: