FOTOS: Familias productoras de amapola huyen de la pobreza tras bajar ventas

• Tuvieron que irse de sus comunidades ubicadas en la sierra de Guerrero, ya que se mantienen de cultivar dicha planta.

En pequeñas carpas madres y padres de familia se asentaron en un lote baldío del municipio de Chochoapa El Grande, donde soportan el frío junto a sus hijos pequeños (Fotos: Yaotl Silva • Cuartoscuro)

Tlapa, Guerrero.- Alrededor de 152 familias del municipio de Cochoapa el Grande que se dedicaban a la siembra de amapola se desplazaron de sus comunidades debido a que las ventas de la planta, que es su principal sustento, bajaron. El grupo se asentó en un terreno baldío de la ciudad de Tlapa, para exigir que gobierno estatal y federal brinde atención rápida a las familias indígenas.

Las familias de La Montaña de Guerrero se mantienen de la siembra de amapola y de los envíos de dinero por parte de familiares empleados en los campos agrícolas del norte del país. Ante la baja en la venta y cotización de la planta, se vieron obligadas a migrar para huir de la pobreza extrema. Algunas familias han denunciado que sus ingresos son de 2 mil pesos anuales en promedio.

Los desplazados son originarios de Tierra Blanquita, San Lucas, San Cristobalito, Llano de la Piedra, San Miguel el Nuevo, San Rafael, Llano del Metate y Rancho San Marcos, comunidades que –de acuerdo con el Inegi– tienen los indicadores de pobreza más altos de México, 56% de su población es analfabeta; 74% no es derechohabiente de algún sistema de salud, y 80% no cuenta en escusado o drenaje.

Más de 500 personas, entre adultos y niños, permanecen en el campamento en la colonia Las Mesas. Ahí, con palos, cobijas y lonas, construyeron pequeños refugios para resguardarse de la lluvia, el calor y el frío.

Las familias aseguran que prefieren morir en la ciudad de Tlapa que regresar a sus pueblos con mucho más dolor y soledad, asegurando que en sus lugares de origen no existe futuro para nadie.

Fotos: Yaotl Silva • Cuartoscuro