Sor María Virginia, una vida dedicada a la enseñanza y al cuidado de ancianos

• Durante más de tres décadas dirigió el asilo Juan de Zelayeta en Tepic, y perdió la vida esta Navidad a los 78 años de edad.

La tarde del 25 de diciembre falleció a los 78 años de edad, Sor María Virginia Portillo, quien es mejor conocida en Tepic por administrar y sacar adelante el Asilo Juan de Zelayeta, un lugar que dio hogar a cientos de ancianos, algunos de ellos sin familia.

Con esta labor, ella y otras hermanas pertenecientes a la comunidad “Siervas de los Pobres”, transformaron el lugar y lo convirtieron en un espacio digno para que los ancianos vivan sus últimos años.

La labor de Sor María Virginia, inició desde sus primeros años de vida, al nacer en 1940 en Ciudad Camargo, Chihuahua, en el seno de una familia cristiana que sentó las bases para que a la edad de 15 años se consagrara a Dios.

A muy corta edad ya tenía la formación de maestra, por lo que estuvo al frente de alumnos de jardín de niños, primaria y secundaria durante varios años en Chihuahua, hasta que en 1985 viajó a Haití, lugar donde estuvo durante un año, para lugar ser enviada a Tepic, Nayarit, al Asilo Juan de Zelayeta.

En Tepic su labor fue reconocida, no solo por cada una de las personas que pasó por el asilo, sino, por todos los ciudadanos que colaboraron con las diferentes actividades que llevaron a cabo para hacerse de recursos y evitar que todo su trabajo se viniera abajo.

Su labor quedará para la historia, al igual que su recuerdo. Descanse en Paz Sor María Virginia Portillo.

Vídeo: Juan Hernández Sillas • NTV