Asesinó, descuartizó y quemó a esposa y dos pequeñas hijas; nunca saldrá de la cárcel

Ciudad de México.- Esta semana fue sentenciado a cadena perpetua el homicida conocido como «El caníbal de Tecámac». Esa es la historia completa del caso:

El primero de enero de 2018 todo el país se conmocionó con un multihomicidio: Esther Alicia, de 36 años, y sus hijas Alessandra y Loreto, de cinco y un año de edad respectivamente.

Las tres féminas fueron asesinadas brutalmente por José de Jesús López Bautista, esposo y padre de las víctimas.

López Bautista era ex elemento de la Policía Federal, adscrito a la zona de Periférico Oriente.

Los hechos ocurrieron en lo Héroes Tecámac, en el municipio de Tecámac, en el Estado de México.

Aquel primero de enero, José de Jesús había regresado de un retiro espiritual, no se encontraba en sus cinco sentidos, bajo el efecto de una droga asfixio, apuñaló y descuartizó a su familia.

A su esposa le había cortado la cabeza. A su hija mayor le abrió el abdomen y le retiró sus órganos. A la más pequeña le mutiló partes de su cuerpo, como una mano.

Medios locales aseguraron que José de Jesús pretendía comerse a su familia, por ello las había descuartizado.

Sin embargo, nunca se confirmó, ni se rechazó que el expolicía fuera caníbal, aun así, lo apodaron como el «Caníbal de Tecámac».

Durante una semana, López Bautista mantuvo los cadáveres de su esposa e hijas en la recamara de su casa.

Checa el artículo completo aquí

© 2018 Todos los derechos reservados.
Grupo La Silla Rota.