Noé López narra como las inundaciones por Willa se llevaron su patrimonio

Tepic.- El señor Noé López recuerda como la fuerza del agua se llevó su casa. Él vive en Los Sandovales, municipio de Acaponeta y el pasado 24 de octubre vivió de cerca la inundación ocasionada por el huracán Willa.

“Fue una cosa espantosa porque se vino como una ola de metro y medio, arrastrando árboles y todo eso. Como la presión fue muy grande rompió la barda del empaque, si no lo hubieran roto hubiéramos desaparecido”, dijo Noé López.

La ayuda sigue llegando. El DIF le entregó al señor Noé y a otras familias de Los Sandovales, Sayulilla y Agua Verde algunos electrodomésticos y despensas.

“Un lugar que prácticamente fue arrasado por el desbordamiento del río Acaponeta. Ayer estuvimos recorriendo casa por casa percatándonos de quién tuviera la necesidad de un apoyo”, comentó el director del DIF, Arturo Guerrero.

Es esas localidades de Acaponeta las familias recibieron un refrigerador, un colchón, despensa, así como paquetes de aseo personal y de limpieza para el hogar.

En los recorridos estuvieron la presidenta del DIF, María Luisa Aguirre, el Director del DIF Arturo Guerrero y el alcalde de Acaponeta José Humberto Arellanos.

“No solo Los Sandovales se encuentran en una condición de riesgo, ignoro si está seriamente pensando en reubicar esa comunidad pero entonces yo creo que tendríamos que hacer el esfuerzo con otras porque ninguna comunidad debería tener más riesgo del necesario”, dijo el director.

Donde también llegó la ayuda fue en el municipio de Tuxpan donde un grupo de 9 ancianos que viven en la estancia del adulto mayor recibieron sillas de rueda, andaderas y ese espacio donde pasan los días será rehabilitado.

Empresarios y la sociedad en general han hecho posible que la ayuda no se detenga para llevar a las familias del norte de Nayarit.