Caso bomberos: liberan a chofer de góndola; se presentará a firmar cada 5 días

Se anunció una garantía hipotecaria, aclarándose que no se trata de la reparación del daño, pero agilizó el cambio de medidas cautelares.

Foto: NTV

Tepic.- José Ubaldo “N” “N”, el chofer de una góndola que el pasado 19 de abril impactó a un camión de bomberos, lo que provocó la muerte de tres elementos, debió recuperar la libertad este miércoles, al anunciarse un cambio de medidas cautelares.

Precisamente a las 14:30 horas inició una audiencia de revisión de medidas, a solicitud de la defensa particular y ante el juez de oralidad Armando Elías Martínez.

Básicamente se anunció una garantía hipotecaria por más de tres millones de pesos a favor del Fondo Auxiliar del Poder Judicial del Estado, a lo que se sumaría el valor de la góndola involucrada en el accidente.

Hace unas semanas el imputado fue recluido en la penal de Tepic por incumplir las medidas, como era garantizar cuatro millones de pesos y presentarse a firmar todos los días mientras transcurre el juicio, marcado con el número 532/2018.

Ahora, la defensa solicitó al juez la liberación de su cliente y permitirle que se presente a firmar una vez por semana, especialmente porque radica en el municipio de San Blas; sin embargo, la agencia ministerial en representación de la Fiscalía General del Estado (FGE) insistió que la firma fuera diaria, petición a la que se sumaron familiares de los fallecidos y uno de los bomberos que resultó lesionado. Luego, propusieron que fuera dos veces por semana.

Varias veces se explicó que la garantía hipotecaria no significa que es una reparación del daño, sino que esto último se decidirá si José Ubaldo resulta responsable en sentencia.

Escuchadas las partes, el juez Armando Elías resolvió ordenar la libertad de José Ubaldo, quien deberá presentarse a firma cada cinco días mientras dura el juicio. En ese momento se ordenó girar el correspondiente oficio a la dirección del penal de Tepic.

El papá de uno de los bomberos fallecidos comentó en la parte final de la audiencia que su hijo era su brazo derecho, quien lo ayudaba en los trabajos, y que todo acto debe tener consecuencias. No le quedaba claro si la garantía inicial de cuatro millones había sido disminuida.

El juez lo orientó para que sus dudas fueran aclaradas por una asesora de víctimas que lo acompañaba.

José Ubaldo, que asistió a la sala, omitió hacer algún comentario.

 Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com