Una selfie lo salvó de ir a prisión por 99 años en Texas

Ciudad de México.- Medios de comunicación en Estados Unidos han difundido la historia de Cristopher Precopia, joven de Texas que estaría preso por casi un siglo, de no ser por una selfie que lo salvó de la condena.

El 22 de septiembre de 2017, Cristopher fue acusado por una ex novia de haber irrumpido en su casa y haberla herido cortándole una “X” en el pecho con un cortador de cajas.

Los dos salieron varios años antes, pero Precopia no pudo recordar la última vez que tuvieron contacto.

Los cargos imputados eran por robo de una vivienda con la intención de cometer otros delitos.

Precopia fue llevado a la cárcel del condado de Williamson, donde sus padres pagaron una fianza de 150 mil dólares. Entonces comenzaron a luchar para demostrar su inocencia.

La noche del presunto ataque, Precopia estaba con su madre, Erin, en un hotel del noroeste de Austin, a unas 65 millas de la casa del acusador.

Hubo declaraciones juradas de varias personas que estuvieron con él esa noche, así como fotos publicadas en Facebook. Esas fotos fueron investigadas y geolocalizadas gracias al GPS de su dispositivo móvil.

De esta manera, el joven libró la condena que se le sería impuesta.