Por huracán, ayudar es lo menos que debemos hacer

• Y es que vaya que cala ver en los albergues a personas muy adultas, señoras, niños en brazos, o a personas con alguna discapacidad.

Foto: Hugo Cervantes • NTV

El huracán Willa que ha golpeado a numerosas poblaciones de la costa de Nayarit, principalmente en la zona norte, requerirá la participación de todos, gobiernos y sociedad, para apoyar a las personas afectadas.

Por ejemplo, esta tarde de martes en el albergue de la Preparatoria 1 de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), aun cuando se recibían diversos víveres, se conocía la necesidad de más colchonetas, cobijas, pañales para bebé y adultos, jabón, toallas femeninas, papel de baño, calzado de todo tipo dado que muchas personas llegaron con los pies mojados y debieron quitarse los zapatos o tenis que llevaban puestos.

Entonces es lo menos que nos toca hacer a quienes no vivimos en los lugares de impacto del huracán: ayudar en la medida de las posibilidades de cada persona o familia.

Debemos estar pendientes de los lugares donde se encuentran los albergues o bien los centros de acopio.

Y es que vaya que cala ver en los albergues a personas muy adultas, señoras, niños en brazos, o a personas con alguna discapacidad.

Lo menos que podemos hacer es ayudar.

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com