Dictan 17 años de prisión a hijos que dejaron morir a su madre en precariedad

Ciudad de México.- Los hijos de una mujer enferma y abandonada fueron condenados a 17 años de prisión por dejarla morir en condiciones precarias.

Ana Delia Arceo murió en agosto de 2015 a los 76 años de edad y con 25 kilogramos de peso.

La mujer no podía andar ni valerse por sí misma, tenía desnutrición, anemia severa, úlceras infectadas y bronconeumonía.

Convivía con su hijo, su nuera y su nieto, pero, a pesar de su estado, nadie la llevó en el último año al centro de salud que había a pocos metros de su casa, en Tenerife, España.

La mujer tenía otra hija que no vivía con ellos, pero que había acordado con su hermano repartirse los cuidados de la madre; sin embargo, tampoco se preocupó por atender, alimentar, lavar o procurarle atención médica.

El Tribunal Supremo condenó a los dos hijos de Ana Delia a 17 años de cárcel por un delito de comisión por omisión por dejar morir a su madre en su casa “de forma lenta y dolorosa”.

La sentencia del Alto Tribunal, notificada este lunes, confirmó la pena puesta por la Audiencia Provincial de Tenerife.

Los jueces dan por probado que los hijos, “a pesar de ser conscientes de la situación de su madre y teniendo capacidad para cuidarla y ocuparse de ella”, dejaron de atenderla hasta generar una situación que desembocó, “como resultado previsible y evitable”, en su muerte el 26 de agosto de 2015.