Hermanos mexicanos se salvan de la pena de muerte en Malasia

• Dicha pena se les impuso por el delito de narcotráfico, el cual amerita el ahorcamiento en el país asiático.

Tres hermanos mexicanos originarios de Sinaloa, México, se salvaron de recibir la pena de muerte en Malasia, en donde fueron sentenciados por narcotráfico.

El sultán del estado de Johor, Ibrahim Ismail Ibni Almarhum Sultan Iskandar Al-Haj, decidió otorgarles el perdón a Simón, Luis Alfonso y José Regino González Villarreal, quienes están en prisión desde el 2008.

Fue el 4 de marzo de ese año cuando se les arrestó al ser descubiertos en posesión de drogas.

En el 2012, a los tres se les sentenció a la pena de muerte con ahorcamiento, castigo que deben pagar en la nación asiática quienes son hallados culpables por narcotráfico.

La Secretaría de Relaciones Exteriores, informó a la prensa que se entabló diálogo con las autoridades de Malasia para que se les retirara la pena capital.

Mediante un comunicado, la cancillería indicó que el sultán perdonó a los tres sinaloenses “como resultado de un largo proceso de trabajo e intenso diálogo que emprendió la SRE con autoridades federales malasias”.

Los abogados de los mexicanos, argumentaban durante el juicio que los mexicanos trabajaban en la limpieza de una fábrica que tenía en su interior un laboratorio de metanfetaminas.