Bebita traga batería de reloj y se encuentra delicada en hospital de Nuevo León

• Los ácidos de la pila le perforaron el estómago y lucha por su vida.

Una bebé de un año se encuentra delicada de salud en un hospital de Nuevo León, luego de que la noche del 11 de septiembre, tragara la batería de un reloj; los ácidos provocaron que su estómago se perforara, por lo que tuvo que ser intervenida de urgencia.

El periódico El Universal relata que los padres de la menor, creyeron que su hija había ingerido una moneda, por lo que no sabían que era una batería y esta podía causarle severos daños en sus órganos internos.

Al llevarla a un hospital privado llamado El Sacramento, se le realizaron radiografías, y encontraron el objeto redondo y metálico atascado entre su tórax y el páncreas.

Posteriormente, la niña de nombre Mia, fue trasladada al Hospital Universitario, debido a que la operación sería compleja; cuando la intervinieron, notaron que la batería le perforó su estómago con los líquidos ácidos.

Debido al daño causado, se decidió drenar y desconectar su esófago, cirugía que duró 11 horas; actualmente se encuentra delicada y con un respirador artificial conectado, en el área de cuidados intensivos de un hospital infantil.

“Mi hija es una guerrera, muchos doctores me han dicho que es difícil que un bebé aguante tanto como ella lo ha hecho”, declaró la mamá de la infante a El Universal.

Se estima que la recuperación de Mia podría durar tres meses; por último, la madre de Mia pide que no se culpe a los médicos del estado de salud de su hija, además de que aclaró, no está pidiendo dinero, pues el Seguro Popular ha cubierto los gastos médicos.