Un retrato hablado conduce a feminicida en Tepic

• Un trabajador de un negocio de venta de carnes es el probable responsable del estrangulamiento de Francisca Jiménez, ocurrido en la colonia Ampliación Paraíso.

Primero un retrato hablado y luego fotografías proporcionadas por un negocio de venta de carne, resultaron determinantes para que la Fiscalía General del Estado (FGE) identificara al probable responsable del feminicidio que sufrió Francisca Jiménez Pérez, durante la madrugada del seis de agosto.

De 37 años, Jiménez fue estrangulada con el cable de una plancha en su domicilio de la colonia Ampliación Paraíso.

Producto de esos hechos, este miércoles el juez de control César Octavio García Torres dictó auto de vinculación a proceso en contra de un sujeto identificado como José Wilfredo, a quien la víctima conoció la noche del cinco de agosto en un bar del centro de Tepic.

Según los datos ventilados en la audiencia relacionada con el expediente 1137/2018, Francisca se hacía acompañar por tres amigos que también conocieron al ahora imputado; cuando aquellos decidieron retirarse, ella se quedó un rato más en el bar, aunque luego, junto al sujeto abordó un taxi que los llevó a su casa. Lo anterior fue corroborado por una de sus hijas, a quien le dijo que se trataba de un compañero de trabajo y que esa noche dormiría en la sala.

De acuerdo con la joven, aproximadamente a las cuatro de la madrugada se percató que la luz de la sala estaba encendida, observando que el visitante esculcaba en los cajones, por lo que regresó a su habitación. Más tarde encontraría a su mamá asfixiada.

Con base en la versión de los testigos, policías estatales obtuvieron un retrato hablado del sujeto, además de que solicitaron a negocios de venta de carnes los nombres de sus trabajadores e incluso fotografías. Y es que, el dato de que laboraba en un establecimiento de ese tipo fue proporcionado por él mismo, durante el encuentro en el bar.

Así, mediante una fotografía, los testigos identificaron a José Wilfredo como el acompañante de la víctima, por lo que se le giró orden de aprehensión.

El imputado se encuentra en prisión mientras dura el juicio; la investigación complementaria se fijó en tres meses.

De la casa de Francisca Jiménez fueron robados dos teléfonos celulares y otros objetos aún no recuperados.

Un aspecto central del debate entre la agencia ministerial y la defensa particular versó sobre la obtención de las fotografías del hoy imputado. El defensor consideró que fueron obtenidas de manera ilegal, situación no compartida por la representación de la Fiscalía.

El juez de control le restó valor al reclamo, citando que no era respaldado con algún fundamento legal.

Un video del bar revelaría que la ahora occisa salió en compañía del imputado, alto y delgado, de barba bien cuidada.

José Wilfredo no ha emitido declaración sobre los cargos que pesan en su contra. La pena por feminicidio es de 30 a 50 años.

A la audiencia asistieron algunos familiares de la víctima. Una señora en edad mayor lloró cuando se describieron las circunstancias en que fue encontrado el cadáver. Tuvo que salir de la sala porque en unos segundos aumentó el sonido de su llanto.

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com

 

Nota relacionada:

Hallan muerta a mujer dentro de casa en Tepic