Maestra descubre que alumna padeció tocamientos; agresor es detenido

• Una dinámica grupal en un salón de clases motivó la revelación de la niña, lo que condujo a la posterior detención del implicado, aunque sólo por unas horas.

Tepic.- Un ejercicio grupal efectuado en un salón de primaria por parte de una maestra, desencadenó que una de las alumnas revelara que había sido tocada en sus partes íntimas por un individuo.

A la dinámica sobre el estado de ánimo en que se encontraban los alumnos efectuada hace unos meses, la menor levantó la mano cuando se les preguntó quién se sentía triste, lo que motivó que la maestra la entrevistara por separado y conociera la situación.

El dato fue revelado el 27 de julio durante una audiencia en una sala de juicio oral y resultó crucial para el inicio de una investigación y la posterior aprehensión de un sujeto identificado como Humberto, de algunos 50 años de edad.

Y es que la docente puso al tanto a la familia de la niña, que presentó denuncia en la Fiscalía General del Estado (FGE).

De padres separados, el ilícito habría ocurrido en un domicilio de la cabecera municipal de Xalisco, a donde la niña fue llevada con su papá, aunque el domicilio es frecuentado por el ahora imputado, a quien se le sigue el delito de atentados al pudor.

Humberto, a quien la víctima identifica como tío aunque aparentemente no existe parentesco, fue aprehendido y puesto a disposición del juez de control Guillermo Romero Ríos.

En la referida audiencia, la representación de la Fiscalía General del Estado (FGE) solicitó que el sujeto permaneciera en prisión preventiva mientras dura el juicio, sin embargo, tras dictar el auto de vinculación a proceso, el juez reveló la existencia de un amparo en que el Juzgado Primero de Distrito precisó que en el dictado de medidas cautelares no fuera incluida la prisión.

Por lo tanto, se resolvió imponer al sujeto una garantía de cinco mil pesos, presentarse a firma cada ocho días y no acercarse a la menor ofendida y demás testigos.

A la sala de audiencias asistieron familiares de la niña como del imputado, apenas separados unos metros.

Este caso muestra la importancia del personal docente no sólo en la educación, sino para detectar situaciones difíciles que enfrentan los alumnos por la confianza que llegan a tenerles.

De igual forma, se repite el patrón de muchas de las agresiones sexuales que padecen menores de edad, donde el imputado con frecuencia es un cercano a ellos.

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com