Fijan a padre 80 pesos diarios de pensión por 2 hijos; incumple y es detenido

• El caso ejemplifica una grave problemática que enfrentan muchas familias, en las que principalmente la mamá se hace cargo de los hijos.

Tepic.- Tres años después de que Gilberto dejó de proporcionar recursos para la alimentación de sus dos hijos menores de edad, finalmente fue llevado a juicio y este lunes se le dictó auto de vinculación a proceso, como probable responsable del delito de abandono de familiares.

El caso parece menor pero ejemplifica una grave problemática que enfrentan muchas familias, en las que principalmente la mamá se hace cargo de los hijos.

El auto de vinculación fue dictado por el juez de control Guillermo Romero, quien explicó que si bien el imputado señaló en una audiencia anterior que sí entregaba dinero para el mantenimiento de sus hijos, ello no lo ha podido acreditar mediante algún documento, por lo que oficialmente ha quedado a deber a partir del 15 de junio del 2015.

De hecho, se ha ventilado que en febrero de ese año se formalizó un convenio, mediante el cual Gilberto se comprometía a entregar mil 200 pesos quincenales, es decir, 600 pesos por cada uno de los niños, pero aún así incumplió el acuerdo. Se trata de 40 pesos diarios por niño y cabría cuestionar si es suficiente para cumplir sus necesidades.

Durante la diligencia judicial, Gilberto estuvo acompañado por una defensora pública, mientras que la mamá de los niños permanecía al lado de una agente del Ministerio Público y una asesora de víctimas.

Las partes acordaron un plazo de un mes como investigación complementaria, al término del cual podría buscarse una salida alterna, como el de aceptar la responsabilidad a cambio de una pena menor y el compromiso de que se cumplirá con la pensión económica.

Cabe precisar que hace dos años se giró orden de aprehensión contra Gilberto pero apenas fue cumplimentada; recuperó la libertad, aunque se le fijó una garantía de 10 mil pesos.

A lo largo de la audiencia, Gilberto y su ex pareja ni siquiera voltearon a verse.

La relación se acabó, pero los dos hijos resienten.

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com