Instituto Marakame cumple 10 años; adictos cada vez son más jóvenes, advierte director

• Señala personal de este centro contra las adicciones que a los familiares les cuesta reconocer cuando un hijo sufre de este tipo de problemas por temor al "qué dirán".

Tepic.- Con el paso del tiempo, las personas atendidas en el Centro Estatal contra las Adicciones MARAKAME son cada vez más jóvenes y las sustancias que consumen más peligrosas, mismas que afectan de manera física y mental al paciente.

MARAKAME está cerca de cumplir 10 años de brindar servicio para la rehabilitación de personas, y se sabe que hasta el momento se han atendido alrededor de 3 mil pacientes.

La decisión de buscar ayuda no es fácil para la familia de un adicto, la mayoría lo hace por desesperación y un porcentaje muy bajo lo hace por convicción.

«El reto más fuerte e importante es el crecimiento tan tremendo en la parte de las adicciones y que de alguna manera no se le da la dimensión del problema. No existe la cultura de la prevención y lo ven como un tabú, dicen, ‘yo no quiero que la gente se de cuenta que mi hijo es un adicto’, porque no lo están viendo como una enfermedad. El día que ellos lo dimensionen como una enfermedad, lo van a atender como aquel que tiene un problema cardiovascular», dio a conocer Abel Orozco, Director del Centro MARAKAME.

En el marco de los primeros 10 años de servicio se llevará una semana de conferencias y pláticas gratuitas para la sociedad, que serán el 23 de abril en el Teatro del Pueblo a las 10 de la mañana y a partir del martes 24 y hasta el viernes 27 en el auditorio de la Biblioteca Magna de la UAN. Los temas irán enfocados a las adicciones, su prevención y tratamiento.

«Uno de nuestros temas es eso, «Las dependencias emocionales», estarle clarificando a la sociedad cómo el consumo de sustancias también pega a la familia, como la familia a veces sin voluntad es partícipe de esta enfermedad. Otra de nuestras conferencias es enfocada en los trastornos de alimentación, que últimamente están haciendo ruido en Nayarit y están impactando en más jóvenes. Antes era una enfermedad que se mostraba más en jovencitas femeninas, y ahora estamos viendo que hay más varones que presentan problemas de anorexia y bulimia», comentó Paola Sedano, Terapeuta Familiar.

Para lograr una verdadera rehabilitación de los pacientes, se requiere el compromiso de toda la familia, es por eso que los tratamientos son integrales e involucran a todo el círculo de convivencia de quien están en recuperación.

«Así como el usuario de una sustancias llevó un proceso para llegar a la adicción, también es importante que lleve un proceso para la recuperación, y ese proceso se inicia en MARAKAME, lo inicia el área médica como la desintoxicación de los pacientes, con las evaluaciones. Ahorita las sustancias que se están utilizando de impacto están teniendo un deterioro muy evidente, rápido y crónico y parte de la desintoxicación que se hace es atender a nivel de salud mental y física», fueron las palabras de la Terapeuta Georgina Belloso.

Si bien se tiene todo una estrategia para atender a un paciente que presenta una adicción, el Centro MARAKAME apuesta a la prevención y por eso periódicamente visitan a quienes podrían ser considerados grupos vulnerables en la entidad.

Vídeo: Juan Hernández Sillas • NTV