El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) le perdonó a la Federación Mexicana de Fútbol las multas que le había impuesto la FIFA tras los gritos de  “Ehhh puto” que hizo la afición de la selección de fútbol en los partidos eliminatorios contra El Salvador y Canadá.

Las sanciones habían sido de 20 mil y 15 mil francos suizos luego de que los espectadores gritaran esa frase, la cual considera la FIFA como homofóbica, en los compromisos del 13 de noviembre del 2015 y 29 de marzo del 2016, ante salvadoreños y canadienses.

Sin embargo, el TAS llegó a la conclusión de que los aficionados de México no tenían la intención de discriminar a una persona en concreto, pero señala que dichas palabras pueden ser consideradas “discriminatorias u ofensivas por su propia naturaleza, y por lo tanto, no deben ser toleradas en los estadios de fútbol”.

El TAS indicó que el grito debe ser considerado como “conducta impropia” y señala a la Federación Mexicana de Fútbol como responsable de la misma.

Foto: Isaac Esquivel • Cuartoscuro