Tepic.- Dos audiencias en la justicia oral de asuntos especialmente sensibles fueron abordados este martes en Tepic: la agresión sexual a una mujer con retraso mental, y la finalización de un juicio por secuestro.

DEBATEN ESTADO MENTAL DE VÍCTIMA

La representación de la Fiscalía General del Estado (FGE) y la defensa pública debatieron sobre un caso de probable violación en agravio de una enferma mental.

El debate se presentó durante una audiencia de vinculación a proceso en la que el imputado es un individuo por arriba de 50 años, de nombre Cristóbal.

Mientras la agencia ministerial hizo alusión a una testigo de los hechos ocurridos a mediados de octubre, o a la declaración de familiares de la ofendida que confirman su padecimiento, la defensa pública basó sus argumentos criticando que no exista un estudio médico respecto a si se trata de una mujer privada de razón.

El juez de control César Octavio García Torres resolvió el auto de vinculación a proceso, considerando que sí hay datos para presumir que hay un retraso mental manifiesto.

Según la explicación de García Torres, la defensa no debatió la inexistencia de la cópula, sino la situación mental de la ofendida.

“Hay indicios razonables para advertir un retraso mental de la víctima”, resumió el juez de control. Y si no existió violencia durante el acto, es porque la mujer no está en condición de entender la situación y resistirse.

El juez concedió un plazo de dos meses para el cierre de la investigación complementaria. La agencia ministerial anunció que solicitará a la Secretaría de Salud que un especialista emita un dictamen sobre la salud mental de la ofendida.

Cristóbal permanece en prisión preventiva, recluido en la penal de Tepic.

Los hechos se registraron en una comunidad serrana del Estado.

50 AÑOS POR SECUESTRO

Por la tarde, el Tribunal de Enjuiciamiento integrado por Sandra Sánchez Covarrubias como jueza presidenta, así como Marlén Gómez López y César Armando Ramírez Flores, resolvieron imponer condena de 50 años de prisión a un individuo encontrado, por unanimidad de votos, culpable de secuestro.

Se trata de un juicio que duró más de dos semanas en las que se presentaron decenas de testigos, fotografías, audios de llamadas durante el plagio, entre otros.

La Fiscalía General probó, según el fallo del Tribunal, que el sujeto, identificado como Isaí, fue quien durante el cautiverio de un empresario realizó llamadas por celular a su familia, amenazando, presionando, exigiendo hasta 10 millones de dólares por la liberación.

De 28 años de edad y con estudios de preparatoria, el individuo escuchó el fallo visiblemente tranquilo, acompañado de un defensor particular.

Durante los días que duró el juicio, fue visible que agentes de la Policía Nayarit montaban un operativo de seguridad afuera de las salas de juicio oral.

La sentencia aún no está firme y seguramente será impugnada por la defensa.

El secuestro ocurrió el año pasado en Tepic. La familia del ofendido no efectuó pago alguno porque policías estatales consiguieron su liberación.

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com