Ciudad de México.– El estado de Texas, EE.UU. ha aplicado la pena de muerte sobre un mexicano condenado por el homicidio de su prima adolescente.

La ejecución de Rubén Ramírez fue llevada a cabo este miércoles en la prisión de Walls en Huntsville a las 22:26 (hora local).

Rubén Cárdenas, y su defensa habían solicitado en un primer momento se le otorgara clemencia para evitar la pena de muerte, pero al ser rechazada por un juez de Texas, la defensa se dedicó a aplazar la ejecución, donde también fracasaron, y el día de hoy fue ejecutado.

Las acusaciones hechas sobre Cárdenas son el haber violado y ejecutado a su prima de 16 años, en 1997.

La madre, hermanos e hijos de Rubén Ramírez Cárdenas se despidieron hoy del condenado, en una visita de cuatro horas efectuada la mañana de este miércoles, unas horas antes de su ejecución.

La visita, encabezada por la madre, Sanjuana Cárdenas, varios de sus hermanos, y sus dos hijos ya adultos, se dio en la Unidad Carcelaria Polunsky, donde Ramírez Cárdenas había permanecido desde 1998.