Matan a 2 mujeres y detienen a sus esposos

* Los hechos ocurridos en Compostela y Acaponeta, confirman que la violencia en Nayarit no sólo es en las calles por narcotráfico, sino que existe otra profunda violencia dentro de muchos hogares

El sitio del suceso, en Acaponeta

Reporte Especial.- En la misma silla, en audiencias distintas, se sentaron los probables responsables de feminicidio de sus ex parejas: Guillermo, mencionado en la muerte de Diana Cristina López Oviedo; y Andrés, en el deceso de Luz Verónica Barraza Chamorro.

A eso de las 11 de la mañana del uno de noviembre, Diana Cristina falleció en su casa de la calle General Ruiz, en Compostela, debido a heridas cortantes producidas con cuchillo; mientras que Luz Verónica murió en un hospital de Acaponeta, luego de que fue baleada en su domicilio de la calle Chapultepec minutos antes de las ocho de la noche del mismo día.

De manera coincidente, ambos casos ocurrieron al mismo tiempo que Nayarit ocupa uno de los primeros lugares en homicidios intencionales –tan sólo la noche de este sábado fueron ejecutados a balazos cuatro jóvenes en la colonia Nueva Alemania, en Tepic-, lo que reafirma que no sólo hay una violencia en las calles debido al narcotráfico, sino otra violencia profunda, silenciosa, dentro de muchos hogares y que suele llegar a tragedias mortales o en abuso a niños.

El sábado, durante la audiencia de control de detención en el expediente 1453/2017 respecto a Guillermo, llamó la atención que la sala de juicio oral estuvo llena, con cercanos suyos.

Puesto que el propio imputado solicitó la ampliación del término constitucional, en la audiencia se calificó de legal la detención, además de que la agencia ministerial efectuó la imputación, pero no se llegó a la etapa de vinculación en que se revelan mayores detalles de lo ocurrido. Es decir, prácticamente sólo se hizo alusión a un informe de policías que arribaron al domicilio de General Ruiz número 27, donde se encontraba el cuerpo de Diana Cristina.

Un dato singular es que, según el reporte de policías, cuando se entrevistaban con un familiar de la occisa, arribaron la mamá de ésta y el propio Guillermo, deduciéndose que éste había ido a darle aviso y regresó a su casa para entregarse a las autoridades.

Cuestionado por el juez de control Guillermo Agustín Romero Ríos sobre si emitiría declaración, el imputado respondió, previa consulta con su abogado particular, que en ese momento no lo haría.

Extraoficialmente ha trascendido que en el caso se pretende acreditar una legítima defensa y que Guillermo sufría violencia en pareja.

Respecto a la situación de Andrés, se le imputa que con una pistola disparó a la cara de Luz Verónica, en la casa de calle Chapultepec número 71 del barrio Las Colonias, en Acaponeta.

Apodado “El Catorcera”, un informe de policías describió que fue detenido minutos después del reporte de detonaciones con armas de fuego, y que en una bolsa del pantalón se le encontró un cargador de pistola calibre nueve milímetros.

Un hijastro del sujeto lo señaló ante policías como el responsable de los hechos.

Luz Verónica fue trasladada a un hospital de Acaponeta, cuyo personal médico confirmó su muerte.

Ningún familiar del imputado o de la víctima acudieron a la audiencia, en la cual el juez Romero Ríos calificó de legal la detención dentro del expediente 1454/2017.

* Esta información es publicada con autorización de su autor.
Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com

Únete a nuestro canal de Telegram https://t.me/antoniotello_ntv