Ciudad de México.-  Un estudio patrocinado por la organización Humane Society International identificó que comerciantes de la CDMX, Chihuahua, Pachuca, Aguascalientes y Zacatecas están surtiendo las mesas de los mexicanos con carne de caballo.

Carniceros y comerciantes de cinco entidades del país están surtiendo las mesas de los mexicanos con carne de caballo haciéndoles creer que es de res, todo esto, amparados por la ausencia de estrictos controles sanitarios,

En el estudio fueron identificados casos de venta de carne de caballo como si fuera de res en carnicerías, mercados, tianguis y puestos ambulantes.

La investigación estuvo encabezada por María Salud Rubio y Juan Francisco Hernández, expertos de la Facultad de Veterinaria de la UNAM, y se basó en el análisis de 433 muestras de carne cruda y cocida vendida en tacos, gorditas, burritos y como milanesa.

Los exámenes fueron recolectados de 157 comercios en Aguascalientes, Zacatecas, Chihuahua, Ciudad de México, Pachuca y San Vicente Chicoloapan.

De acuerdo con los resultados de laboratorio, el 10 por ciento de las muestras examinadas dieron positivo como carne de equino.

Los mayores índices se registraron en la Ciudad de México, Chihuahua y Pachuca, alrededor del 12 por ciento de las muestras recolectadas en esas entidades, seguido por Aguascalientes con 11 por ciento y Zacatecas con 7 por ciento. En el municipio del Estado de México, Chicoloapan, ninguna de las 40 muestras mostró DNA de equino.

La carne molida es el alimento más expuesto al engaño, el 42 por ciento de las muestras positivas correspondieron a este tipo de carne.

Además, el análisis además detectó la presencia de clembuterol, cuya ingesta está prohibida.

El 65 por ciento de las pruebas de caballo estaban contaminadas con esa sustancia química.

Sólo el 15 por ciento de los establecimientos visitados en la Ciudad de México recibieron la calificación sanitaria de “excelente”, el resto reprobó en el rubro de la salubridad.