Tepic.- Uno de los sabores más exquisitos y que conmemoran nuestros altares justo el 2 de Noviembre, es el Pan de Muerto; ya que no todos los panes poseen es peculiar sabor y mucho menos una figura tan llamativa, un diseño que año con año se recuerda y que engalana nuestras tradiciones mexicanas.

“Lleva un té especial qué es Té de siete azahares, de siete flores diferentes que le da ese sabor muy especial del pan de muerto”, señaló Enrique Durán, encargado de la panadería. 

“Todo tiene un simbolismo, lo redondo del pan es el ciclo de la vida que es un circulo, tenemos también la bolita en medio, arriba de todo el pan que representa el cráneo humano, ya disecado; tenemos las canillitas como ves que representan los huesos de un ser humano ya muerto, ya comido por los gusanos”. 

Don Enrique explicó que los cuatro “huesitos” colocados alrededor de este pan, simbolizan los cuatro puntos cardinales y las cuatro estaciones del año, generando un sentido místico a este exquisito platillo, que comienza su fabricación desde iniciada la madrugada.
“Que lo prueben, porque es muy delicioso, es un pan de época que nada más se disfruta en estas fechas, y lo prueben porque es un sabor muy distinto al demás pan”, agregó. 

Así que espera, consuma Pan de Muerto y acompáñelo con un delicioso chocolate o café, pero lo más importante disfrútelo en familia.