Denuncian muerte de 10 recién nacidos por bacteria en hospital de Cuernavaca

Ciudad de México.- Madres denunciaron la muerte de al menos 10 recién nacidos a causa de una bacteria en el Hospital José G. Parres, ubicado en Cuernavaca, Morelos.

Una de las afectadas dijo lo siguiente: “Denunciamos la muerte de varios bebés en el hospital de Parres, han muerto más de 10 bebés y solamente han dicho que han muerto tres bebés en el área de urgencias, supuestamente una bacteria fue la que los atacó en menos de siete horas”.

En la denuncia pública, América Jocelin León Guadarrama madre de Iker Tadeo de un mes de nacido, narró: mi bebé nació de 33 semanas estaba en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales por ser prematuro, él ya estaba bien, incluso iba para pediatría ya, pero en la visita de las 10 de la mañana estaba bien, regresé a las 5 de la tarde a la segunda visita y me dijeron que estaba muy grave pero al siguiente día, mi hijo ya estaba muerto.

También Patricia Aguirre Palma madre de dos gemelos que fallecieron al mes de nacidos, narró que, sus hijos nacieron de 27 semanas y fueron puestos en una área distinta de los cuneros.

Mis hijos nacieron prematuros, nos dijeron que tenían una bacteria y los aislaron y les aplicaron antibióticos y el niño reaccionó mejor que la niña; los médicos dijeron que lo iban a desentubar pero el jueves por la mañana me dijeron que mi hijo sangraba de sus pulmones y esta morado, después mi hija falleció, explicó.

El jueves 28 de junio falleció su hijo Carlos, mientras que su hija Aitana murió el 02 de julio, la causa una supuesta bacteria o virus contagiado en el hospital.

Además, en el acta de defunción de los menores se prescribe que la causa del fallecimiento es muerte natural, por esta razón, las madres de familias afectadas denunciaron que los bebés fallecieron por negligencia médica.

Ante esta polémica, la secretaria de Salud estatal, Patricia Mora, realizó un recorrido para verificar las condiciones en que está operando ese nosocomio.

La funcionaria tuvo una reunión con un padre de un recién nacido que falleció y que desconocía las causas exactas del deceso.

Lorenzo Alcantar, director del Hospital José G. Parres, se dijo en la disposición de atender a los padres de familia y de aportar la información necesaria para la investigación.