Un testigo describió puntualmente a asesinos de policía vial

* Los datos del Tsuru rojo en que huyeron, las camisetas de colores rojo y blanco de los sujetos, fueron determinantes durante la búsqueda.

Foto: Axel Uribe • NTV

Tepic.- Hubo momentos en que la viuda del agente de vialidad municipal de Tepic José Antonio Sandoval Mendoza se llevó las manos a la cara, uno en especial: cuando un agente del Ministerio Público citó la declaración de un testigo del momento en que se produjo la ejecución, alrededor de la una del mediodía del viernes ocho.

La señora asistió a la primera audiencia a propósito de la detención de Mario y Faustino, probables responsables del asesinato de su esposo.

Tan marcado fue el dolor de la viuda, que lloraba bajito, que el juez de control César Octavio García Torres interrumpió la audiencia para preguntarle si podía continuar en la misma o si prefería estar en otra sala, observando a través de una pantalla. La mujer pidió quedarse. Llevaba el negro profundo en las ropas y los ojos hinchados de tanto llorar.

Aunque la audiencia de control de detención, dentro del expediente 768/2018, se suponía que sólo versaría sobre el momento en que Mario y Faustino fueron sometidos por policías estatales minutos antes de las tres de la tarde, se revelaron más detalles –que generalmente corresponden a la etapa de vinculación a proceso- luego de que la defensa pública advirtiera la falta de soporte para corroborar cómo se conocieron las características del automóvil Tsuru color rojo y de los sujetos implicados en el homicidio, revelados a los patrulleros vía radio; pero además, señaló después, esos datos debieron brotar de un testigo, cuya declaración ministerial no constaba, aseguró entonces.

Sin embargo, tan existe esa versión que de la misma dio lectura un agente ministerial, por lo que las características de los responsables se conocieron de inmediato el citado viernes: el que manejaba el Tsuru bajó con pistola en mano y disparó al lado izquierdo de la cabeza del agente de vialidad, que se había detenido unos metros adelante, sentado frente al volante de la patrulla, por la calle Xalisco junto a la gasolinería en avenida Tecnológico, frente a la entrada de la colonia 2 de Agosto.

“¡Ése es el perro, mátalo a la verga!”, así habría gritado el copiloto del Tsuru, Faustino, que traía puesta una playera color rojo. Mientras tanto, su cómplice Mario llevaba una camiseta blanca de resaque, short gris y huaraches. Fue descrito como alto, “pelón y con bigote”, según la narración pronunciada.

Un dato es que durante la audiencia de este lunes ambos sujetos habrían llevado las mismas camisetas que traían el viernes.

El testigo caminaba en dirección a la avenida Tecnológico cuando se produjo el crimen, estando a unos metros de distancia.

De acuerdo con el informe policial que se refiere a la detención, a los sujetos les fue asegurada una pistola, una granada y tres celulares.

Mario y Faustino se reservaron el derecho para emitir declaración. “Me reservo”, dijo Faustino, sentado junto a una defensora pública, e igual repitió Mario, a su lado.

Dos policías estatales permanecieron de pie justo a espalda de los imputados, por lo que no era fácil verlos; otro policía estaba a unos dos metros y dos más en la puerta de entrada a la sala de audiencias.

Además de la viuda de José Antonio Sandoval, asistieron otros familiares, así como elementos de vialidad que ocuparon espacios entre el público.

La audiencia de vinculación a proceso se efectuará el próximo viernes y en la misma se revelarán más detalles de lo sucedido.

Como era de esperarse, se dictó la medida cautelar de prisión preventiva, lo que significa que los imputados permanecerán en la cárcel durante el tiempo que dure el juicio.

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com