Científicos resolvieron el misterio de mujer que dio a luz en la tumba

Ciudad de México.- Durante las excavaciones en la pequeña ciudad italiana de Imola (provincia de Bolonia) los arqueólogos encontraron en el 2010 los huesos de un feto humano en la tumba de una mujer muerta entre los siglos VII y VIII cuya distribución de huesos y un orificio en la calavera hicieron sospechar que había tenido un insólito parto posterior al entierro.

Los estudios detallados de ambos esqueletos y la distribución de sus fragmentos confirmaron la sospecha y ofrecieron una explicación.

Los investigadores señalan que se trata de una expulsión fetal post mortem, debido a los gases del proceso de descomposición del cuerpo de la madre, esto fue revelado en un artículo publicado este lunes en la revista Science Alert.

Para el momento del hallazgo la cabeza y el cuerpo del feto se encontraban entre las caderas de la madre, mientras que las piernas estaban en el área pélvica, como sucede durante el parto natural.

A partir del desarrollo de cada hueso, los científicos pudieron determinar la edad del feto, que correspondía aproximadamente a la 38ª semana de embarazo.

El artículo destaca que la mujer, que tenía entre 25 y 35 años cuando murió, estaba a punto de dar a luz de forma normal, puesto que el embarazo dura normalmente 40 semanas.

Matrimonio en China halla a su hija que estuvo 24 años perdida