Un tatuador al interior del CERESO de Tepic

Tepic.- El ser un interno del penal de Tepic no le quita la oportunidad a los reos de trabajar.

Mariano Inda es un joven originario de Xalisco, Nayarit, y dentro del CERESO Venustiano Carranza hace tatuajes, dibujos a lápiz y pluma, además de diseños en carteras de cuero, esta labor le da la oportunidad de obtener recursos para  apoyar a su familia.

Debido a lo complicado que puede resultar hacerse de herramientas para poder trabajar, Mariano y el grupo con el labora decidieron hacer su propia máquina para tatuar que tiene un pequeño motor, cuerdas de guitarra como agujas y parte de una pluma, con esa maquina “hechiza”, pero su familia le pudo llevar una profesional con la que de vez en cuando hace tatuajes sobre la piel.


Mariano plasma la mayoría de sus creaciones sobre carteras de cuero, ya que resulta más sencillo venderlas, con el apoyo de su familia, fuera del penal. Cada cartera puede llegar a costar hasta $500 pesos.

No es extraño el ver que Mariano tiene en su cuerpo una infinidad de tatuajes, pero lo que llama la atención es que algunos de ellos, se los  hizo el mismo. El tatuaje muestra a 4 personas y el explicó que son sus dos hijas, su esposa y él. El resto de los tatuajes se los han hecho, pero no compartió lo que significan para él.

Este no es el único oficio que se desarrolla dentro del penal de Tepic, hay quienes hilan las fibras para fabricar la pita que posteriormente es tejida en cuero para hacer cintos piteados, también crean bolsas tejidas con plástico o hasta hacen barcos de madera que pueden servir de joyeros.

“Mientras se pueda hay que seguir haciendo esto para mantener a la familia”, fueron las palabras de Mariano Inda.

Además de un trabajo, esta es una forma de que el tiempo, dentro del CERESO, pase más rápido o hasta les ayuda a olvidar que están cumpliendo una pena privativa de la libertad. Así es como varios internos pasan la vida en penal Venustiano Carranza de Tepic.

Presunto sobrino de “El Mencho” y 17 más detenidos en Michoacán

Déjanos tu opinión:
Compartir