Desaparecen tres italianos en Jalisco y familiares mejor se van de México por miedo

• Dicen que hasta les da miedo hacer una denuncia al no confiar en las autoridades.

Tres ciudadanos de origen italiano desaparecieron en Jalisco desde el 31 de enero, y los familiares decidieron irse de México “por miedo”, al afirmar que se sienten abandonados por las autoridades, tanto mexicanas como italianas, de acuerdo a un reporte de la agencia EFE.

La empresa noticiosa informó que vía telefónica contactó a parientes de los italianos, quienes indicaron que tienen miedo hasta de hacer una denuncia.

Señalan que ni en la embajada de Italia ni en la Fiscalía de Jalisco les proporcionaron información sobre las investigaciones.

Los desaparecidos son Raffaele Russo, de 60 años, Antonio Russo, de 25 y Vincenzo Cimmino, de 29, todos originarios de Nápoles, y vistos por última vez el 31 de enero en el municipio de Tecalitlán.

Raffaele, es un jubilado pensionado que vende chamarras y perfumes en la calle, actividad que realiza para vivir desde que llegó a México, entre septiembre y octubre del año pasado.

Antes de no saber nada de Raffaele, la última vez que hablaron sus familiares con él, fue el 31 de enero por la tarde, media hora después intentaron llamarle, pero ya sin respuesta.

Antonio y Vincenzo, los otros desaparecidos, recién habían llegado a México.

Según lo dicho por la familia de los desaparecidos, cuando se comunicaron por última vez con Antonio, este envió un mensaje de audio indicando que fueron interceptados por policías en una gasolinera, en las afueras de Tecalitlán, para luego ser obligados a seguir a un uniformado en motocicleta, y por último, ser detenidos en un tramo del camino y estar rodeados por motos y una patrulla; después de eso, sus celulares han permanecido apagados.

Por su parte, Roberto López, Secretario General del Gobierno de Jalisco, dijo que podría ser intervenida la policía de Tecalitlán, ante una probable infiltración del crimen organizado.