El vecino confiesa asesinato de Ena Xitlali

Ignacio García Casillas finalmente aceptó ser el responsable del homicidio de la joven de 19 años; fue condenado a 20 años de cárcel y al pago de 200 mil pesos

Tepic.- Ignacio García Casillas finalmente confesó que fue él quien asesinó a la joven de 19 años Ena Xitlali Alperte Chávez, la madrugada del dos de julio del 2017 en la cabecera municipal de Xalisco, por lo que aceptó ser condenado a 20 años de prisión, a 50 días de multa y al pago de 200 mil pesos por concepto de reparación del daño.

Con corte de pelo casi rapado, García Casillas compareció este viernes ante el juez César Octavio García Torres y aceptó someterse a un procedimiento abreviado, acordado con la agencia ministerial de la Fiscalía General del Estado (FGE), y de lo que estuvo de acuerdo una hermana de la fallecida como representante de su familia.

Como ha detallado este reportero, dos audiencias de procedimiento abreviado anteriores no culminaron con sentencia, la segunda de ellas porque en último momento el individuo hizo alusión a que existía otra persona relacionada con el crimen, situación que fue considerada como un intento por salvarse.

Por el contrario, al mediodía de este viernes reconoció su responsabilidad, aceptando la condena previamente propuesta por una agente del Ministerio Público.

Aunque en la audiencia anterior fueron reveladas las evidencias contra García Casillas, nuevamente se hizo mención a ellas, como el hecho de que en su casa, vecina a la de Ena, fue encontrado un cuchillo con sangre de la víctima, ropas de él y tenis igualmente con manchas de sangre, así como una cartera con la credencial de elector de la agraviada.

El juez recordó al acusado su versión de la audiencia pasada en la que dijo que no era el responsable, a lo que ahora respondió: “reconozco la responsabilidad”.

La condena es por homicidio calificado, dentro del expediente 1026/2017.

Ena Xitlali fue sorprendida la madrugada del dos de julio mientras se encontraba en su casa en compañía de su hijo de un año y medio. Su cuerpo presentó heridas cortantes.

Antes de concluir la audiencia, el juez cuestionó a Ignacio si tenía algún comentario final: “ninguno”.

 

 

Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com

 

Más sobre el caso: Ena Xitlalhi le temía: la veía con morbo, espiándola por la azotea