Venus María busca enchalecar asesinato de su mamá a ex fiscal

• Niega que haya cometido el crimen y deslizó que su mamá, quien trabajaba en el SEMEFO, sabía las cosas que Veytia hacía.

Tepic.- La audiencia inició con un duelo de silencios: durante largo rato, Armando Azuara Ponce –alto, delgado, de lentes- no le quitó los ojos de encima a Venus María Valdez Ponce, su prima hermana y quien es procesada como probable responsable del homicidio de su mamá Aurora Ponce del Ángel.

Del otro lado de la reja, Venus María evitaba mirar a Armando y prefería concentrarse en una asistente del Juzgado Tercero Penal que preparaba el inicio del careo, la mañana del miércoles siete.

Venus trae el pelo largo y una diadema negra. Una sombra en azul subido hace compañía a sus ojos grandes, con pestañas negras-negras. Un reloj con extensible morado en su mano derecha y una pulsera en la izquierda. Una blusa color crema.

La aparente calma de la diligencia es sólo eso porque un rato antes debió efectuarse el careo de Venus con su primo Heriberto, pero fue suspendido por el Juzgado Tercero, enfrentados los abogados Juan Fonseca, que defiende a Venus, y Mario Alberto Clemente, que asesora a Armando y a Heriberto.

Y así continuó: en la diligencia de careo entre Armando y Venus, por momentos aquello no parecía tal, sino algo similar a lo que popularmente llamamos un mercado: varios hablando al mismo tiempo en voz alta, y a ello añadir que se efectuaban trabajos en la penal y se oían constantes golpes de martillo.

Psicóloga de profesión, Venus María insistió que si en una declaración ministerial y otra judicial indicó haber matado a su mamá, acuchillándola, fue porque estaba amenazada. Señaló también que fue violada en instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) por dos sujetos encapuchados.

Aurora Ponce del Ángel falleció en diciembre del 2013.

Según pudo advertirse, la procesada pretende acreditar un interés de sus primos para quedarse con los bienes de su mamá, situación que Armando niega: “te lo digo de frente: mi tía nos trató como hijos y nosotros la tratamos como madre; en ningún momento hemos estado interesados en sus bienes”.

Venus María remarcó que existe un proceso judicial en que la mamá de Armando intenta quedarse con la casa de Aurora, en la colonia Lázaro Cárdenas, y una situación similar por otra propiedad en el estado de Veracruz, de donde era originaria. Insistió que como hija, es la única dueña.

También deslizó que atrás de la muerte de su mamá estaría la mano del ex fiscal ahora preso en Estados Unidos, puesto que Aurora trabajaba en el Servicio Médico Forense (SEMEFO) de la Fiscalía y sabía, dijo, las cosas que Veytia hacía.

La detenida varias veces reclamó a Armando que hubiera permitido el acceso a su casa a policías estatales, que incluso hubiera brincado al interior, mientras que él insistió que ello se produjo –el de brincar para introducirse- después de que Venus les avisó por teléfono, a su primo y a él, la desaparición de su mamá, por lo que se dirigió a la casa pero olvidó la llave. Negó que fuera cierto que dejó entrar a policías.

Los primos hermanos vivieron un tiempo en la casa de Aurora porque estudiaron en Tepic; son de Veracruz.

En el 2015, Venus María fue sentenciada a 50 años de prisión por homicidio calificado, pero una instancia superior ordenó la reposición del juicio por falta del desahogo de diligencias. Su defensa la ha tomado la autonombrada Comisión de la Verdad, que documenta abusos cometidos en el gobierno pasado.

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com