La Agencia de Estados Unidos USAID reconoce a unidad que enjuicia homicidios en Nayarit

• “Hoy en día son una de las unidades estatales más efectivas en el país”, señala un artículo de Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional.

Tepic.- La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (United States Agency for International Development), mejor conocida por sus siglas en inglés USAID, es una institución que distribuye ayuda al exterior de Estados Unidos de carácter no militar.

El organismo ha ofrecido recursos a México y una parte de estos han llegado a Nayarit, por ejemplo durante el proceso de capacitación en la transición al sistema de juicios orales e incluso durante el equipamiento de las salas.

Con ese escenario, la USAID dedica un artículo a la unidad de la Fiscalía General del Estado (FGE) especializada en la investigación y enjuiciamiento de homicidios, misma que periódicamente monitorea, conociendo el avance de los juicios y como una forma de comprobar el resultado de su capacitación.

El artículo toma como base el primer caso de homicidio calificado que se atendió mediante el nuevo sistema de justicia, que ocurrió en enero del 2016 en Tuxpan y al que este reportero le dio seguimiento.

Así lo explica:

“Enfrentarse al cambio siempre es difícil. Pero para Cecilia Dávalos Alcalá y su equipo, enero del 2016 trajo un desafío particularmente difícil. Su estado de Nayarit en la costa del Pacífico de México, había hecho la transición a un sistema de justicia penal acusatorio de los tradicionales, el sistema escrito. Y con un nuevo conjunto de procedimientos, Dávalos y su equipo tuvieron que investigar y procesar los homicidios.

“‘Estábamos nerviosos cuando llegó el primer caso, pero también nos sentimos preparados’, dice Dávalos, una fiscal que coordina la unidad especializada de investigación y enjuiciamiento que comenzó operación a principios del 2016, del manejo de casos de homicidios de todo el estado. “Pero desde el comienzo, esta unidad especializada se sintió segura gracias a la capacitación y apoyo del proyecto Promoting Justice de USAID (PROJUST); los instructores capacitaron a estos fiscales y detectaron sobre cómo investigar y enjuiciar adecuadamente los delitos y los acompañó en el campo para ayudarlos a prepararse.

“‘Lo que ha sido tan bueno acerca del apoyo de USAID es que nos ha brindado asistencia directa y concreta en investigación y técnicas de litigación’, dice Mario Villela Bonilla, el coordinador de los fiscales en la oficina del fiscal General del Estado, que también ayudó a coordinar el apoyo de USAID en el estado.

“‘Desde el primer caso de homicidio de la unidad, en enero del 2016, me sentí preparado para investigar y enjuiciar casos. El primer caso fue un asesinato con arma de fuego en la ciudad de Tuxpan, hubo testigos que ayudaron a la policía a identificar al sospechoso y el vehículo en el que huyó. Existió coordinación con otros departamentos de policías y fueron capaces de detener al sospechoso’.

“‘Una de las claves del éxito de esta unidad es la coordinación fluida entre fiscales y detectives’, dice Janse Hermosillo González, un detective de la unidad especializada. ‘Somos los ojos de los fiscales en la escena del crimen. Tenemos la responsabilidad de encargarnos de la escena del crimen y evidencia y tomar nota de todo para informar a los fiscales’.

Explica Cecy:

“‘Hermosillo y sus colegas comenzaron a recolectar evidencia física: sangre de la camisa, sangre en el coche del sospechoso, muestras de residuos de pólvora y más. Ellos tomaron el testimonio de un testigo ocular’.

“Esta metodología detallada y estrecha coordinación policías-fiscales llegaron con la capacitación de USAID y la implementación del modelo apoyado por USAID para unidades especializadas.

“‘He visto un gran cambio en la forma en que trabajamos en sólo este año y medio’, dice.

“Con la evidencia física y el testimonio de testigos presenciales, la fiscal Dávalos y su compañero Daniel Pacheco Nava se pusieron a trabajar en el caso. Él ha trabajado en la Procuraduría General durante 17 años, por lo que los cambios recientes provocados por la implementación del sistema acusatorio de justicia fue inicialmente una sacudida.

“‘Siempre aprendemos cosas nuevas y encontramos más formas de mejorar’”, dice.

“Al entrar en este primer enjuiciamiento, dice que es un caso investigado a fondo y fue esencial porque los defensores públicos también están bien capacitados bajo el nuevo sistema.

“‘La defensa es mucho mejor de lo que era antes, si notan un error en nuestra investigación, ellos saben cómo atacarlo y afectan seriamente nuestro caso’”.

Con su sólido caso, Dávalos y Pacheco se acercaron a la defensa con un acuerdo con el fiscal de 16 años en prisión. El acusado lo rechazo. El caso del fiscal resultó ser fuerte y el acusado fue declarado culpable y sentenciado a 30 años de prisión.

“Este primer juicio exitoso bajo el nuevo sistema de justicia acusatorio, fue sólo el comienzo de esta unidad especializada. Hoy en día son una de las unidades estatales más efectivas en el país. De los 50 casos de homicidio abierto en el estado de Nayarit en 2017 hasta ahora, en julio la unidad ya había logrado ocho convicciones y está trabajando para lograr muchas más.

“La clave es que trabajemos en equipo”, dice Pacheco.

“Cualquier enjuiciamiento requiere trabajo exhaustivo de todos los involucrados, incluida una estrecha coordinación con los detectives en el caso, y este equipo lo hace todo con sólo tres fiscales, tres asistentes y 11 detectives.

“‘Amamos lo que hacemos y estamos comprometidos con nuestra ciudad y estado, y queremos mantenerlo seguro’”, dice Cecilia Dávalos.

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com