Demandan a trabajadores del SUTSEM con pagarés alterados en decenas de miles de pesos

• Los quejosos reclaman que la dirigencia sindical no asuma una fuerte defensa y, por el contrario, los invita para que firmen convenios de pago con abogados de Muebles América.

Tepic.- Por lo menos un centenar de empleados que forman parte del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Estado y Municipios (SUTSEM) fueron demandados por la vía mercantil, con base en pagarés firmados hace unos años pero en las que están anotadas cantidades altas que desconocen, por lo que se trataría de documentos alterados.

Varios de los involucrados, que pidieron no ser identificarlos por su nombre, reclamaron la actitud que ha asumido la dirigencia sindical a cargo de Águeda Galicia Jiménez puesto que lejos de salir en defensa de los agremiados los ha citado para que ahí, en las propias oficinas del SUTSEM en la colonia Las Aves, sostengan reuniones con abogados que pretenden realizar los cobros.

Las demandas mercantiles, presentadas en juzgados de Guadalajara, Jalisco, sorprendieron en los últimos días a los trabajadores puesto que uno a uno recibió en sus domicilios a empleados judiciales, que les pidieron señalar bienes para ser embargados.

Uno de los afectados precisó que, efectivamente, hace años firmó un pagaré con la empresa Muebles América pero por un préstamo menor a 10 mil pesos y cuyos descuentos eran vía nómina, como en los casos de otros compañeros. Sin embargo, cuando creía que la deuda estaba saldada, resulta que el pagaré que ahora se demanda es por decenas de miles de pesos –pide no citar la cantidad exacta para no ser identificado y tener represalias-, lo que evidencia una mañosa alteración.

Según se indicó, fue el SUTSEM quien en su momento promovió a Muebles América, incluso mostrando en sus instalaciones diversos artículos del hogar que la empresa vendía, por lo que ahora les resulta sospechoso que el sindicato no asuma una fuerte defensa debido a las demandas, sino que, por el contrario, se pretende convencer a los trabajadores para que firmen convenios de pago y supuestamente beneficiados con un descuento.

Este lunes 15 por la tarde, en las oficinas sindicales se efectuaron reuniones por separado con los empleados, varios de los cuales habrían aceptado pagar en abonos, mientras que otros se niegan a ello, insistiendo que los pagarés fueron alterados, por lo que podrían presentar denuncias en la Fiscalía General del Estado (FGE).

“Existen pagarés por más de 40 mil ó 50 mil pesos que jamás firmamos. Nunca nos prestaron esas cantidades, los préstamos eran por menos de 10 mil pesos”, precisó uno de los trabajadores.

De acuerdo con los quejosos, se percibe una complicidad del sindicato con los abogados que, por cierto, utilizan un lenguaje intimidatorio como el de exigir la entrega de la escritura de una casa o la factura de un vehículo.

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com