Sólo ocho órganos fueron donados en el IMSS en Nayarit durante 2017

• Se espera que más familias y personas accedan a donar órganos para salvar la vida de más personas.

Tepic.- Durante el 2017 se lograron donar en el Instituto Mexicano del Seguro Social en su delegación Nayarit ocho órganos, esto gracias al trabajo de concientización que se ha realizado entre los familiares de pacientes que están en condiciones de donar.

Esta no ha sido una tarea sencilla ya que aún hay mitos en torno a la donación de órganos.

“Yo he visto en este tiempo que la cultura ha cambiado, la gente ya habla del tema y ya saben que es la donación de órganos. Muchos mitos que aún se siguen difundiendo por  algunos medios ya no nos ha hecho mella. Un órgano para ser donado tiene que ser con el corazón latiendo, entonces un tejido no se puede trasplantar de un paciente que ya falleció de paro cardíaco, pero un órgano se puede transplantar cuando el corazón está latiendo y para eso debe existir un concepto que es la muerte encefálica donde el cerebro irreversiblemente deja de funcionar y eso logró coordinarse desde el momento en que existen las terapias intensivas”, comentó Alejandro Ayón, coordinador hospitalario de donación de órganos del IMSS.

Los donadores fueron dos pacientes masculinos que presentaban muerte cerebral, de ellos se pudieron donar los dos riñones y las dos corneas respectivamente.

“Logramos  este año entrevistar a cinco familias cuyos pacientes estaban en situación de donar órganos de los 5 pacientes que estaban en situación, porque no todos los pacientes que están en un hospital y mueren están en situación de donar y tres accedieron a la donación de órganos fue en forma multiorgánica, es decir, todo lo que se pudiera obtener. A las personas que estén saludables y piensen que en un momento pueden beneficiar a alguien lo manifiesten para que las personas cuando se haga la entrevista y puedan estar en situación digan que sí porque voy a aceptar la voluntad de mi ser querido”, agregó.

Se espera que en este 2018 el número de familias que accedan a donar los órganos de su paciente sean más porque con ello se puede salvar la vida de personas que se encuentran en una lista de espera para poder obtener un órgano sano que los ayude a recuperar su calidad de vida.