Entrega Gobierno de Nayarit nueva casa a la señora Consuelo; ya no se inundará con lluvias

• El gobernador Toño Echevarría le entregó las llaves a la beneficiada, quien ya no sufrirá con las inundaciones en su nueva vivienda.

Foto: Denisse Rivera • NTV

Tepic.- Durante 7 años consecutivos perdió todo su patrimonio a causa de las inundaciones y hoy se hizo justicia al entregarles las llaves de los que será su nuevo hogar.

La señora Consuelo Rueda Esparza vive en la calle Ferrocarril, en la colonia Díaz Ordaz, en ese lugar ha vivido desde hace 57 años, pero fue desde hace 7 que el calvario comenzó para ella, ya que luego de obras que se realizaron cerca de su vivienda, las aguas pluviales y negras comenzaron a acumularse en su casa y en ocasiones llegó subir más de metro de altura.

“Se inundaba por las malas obras que hicieron, porque yo tengo 57 años aquí y nunca me había inundado, 50 años no me inunde y de 50 para acá me he inundado porque pues hicieron el canal y me empecé a inundar, hicieron la avenida (Gobernadores) y me fue más peor; se llena el canal y se regresa y se me llena toda calle y ese canalito que hicieron no estaba; lo hicieron y el tubo lo pusieron muy arriba y toda el agua del canal viene para acá, y son puras aguas negras y ya desde entonces me empecé a inundar, que dijeron que fueron grandes obras pero fueron grandes inundaciones”, dijo la señora Consuelo.

“Cuando me salí de adentro de la casa me llegaba el agua hasta aquí (el pecho) pero vino un hijo, porque vio que ya estaba llena la calle, cuando llegó ya me iba saliendo pero con el agua hasta aquí (a la cintura), y me subí al lavadero y ya me daba arriba y empezó a subir más, y entonces esa lámina que está de fierro (en el techo) la bajó y me dijo ‘no mamá se me va a ahogar a ver como la puedo subir’, y ya me empezó a subir, me resbalaba y me subía y con trabajo me subió, y ya se subió él al techo y allá duré 2 horas, las 2 horas que duró lloviendo allá me estuve, esperando para que bajara (el agua) para podernos bajar, pero yo estaba bien mojada y tiemble y tiemble, no me podía contener”, relató.

Para evitar que el agua se metiera a su vivienda, tuvieron que colocar en la entrada una especie de barda de alrededor de 50 centímetros de alto, lo cual era todo un reto para la señora Consuelo, porque con todo y sus 81 años tenía que saltar ese obstáculo en la puerta, que representaba la diferencia entre que entrara o no el agua a su vivienda.

Respecto a su nueva casa, dijo que “ya no se va a inundar y estoy muy contenta y muy agradecida primeramente con Dios, y todos lo que vinieron de IPROVINAY porque me han ayudado bastante y son muy amables, son muy buenos conmigo… yo no dormía, no comía, toda la noche me levantaba y no tenía hambre de ver todo así”.

Fue el Gobernador Antonio Echevarría quien le entregó las llaves de su nueva casa a la Señora Consuelo y además se comprometió a equiparle su vivienda con una cama, estufa, comedor y refrigerador, para que ya no tenga de qué preocuparse.

En este momento la vivienda es de 16 metros cuadrados y cuenta con un baño, pero se espera que en una segunda etapa se pueda ampliar para que Doña Consuelo pueda vivir más cómoda y con seguridad. El valor de la vivienda fue de 100 mil pesos y se construyó a más de 1 metro de altura de la calle, con lo que se evitará que se inunde.