Tepic.-  Ante la ola de violencia que se registra en el estado, particularmente en la capital de Nayarit, la Diócesis de Tepic a través de su vocero, calificó de alarmante los sucesos que han ocurrido en últimas fechas en la región y señaló que son las autoridades las que les corresponde crear estrategias para frenar estos actos y hacer justicia. 

“Es alarmante lo que nos esta pasando, alarmante y no es cosa de dos meses, años gestándose esto, estamos viendo las consecuencias del deterioro del tejido social”, indicó Rafael Rentería, vocero de la Diócesis de Tepic.  

“La impunidad y las deshumanización de las instancias de procuración  de justicia eso fomenta mucho la violencia; la violencia en la casa, en la casa donde aprendes a vivir, y aprendes a amar, aprendes a servir, aprendes a perdonar, pero también en la casa es donde aprendes a ser violento, aprendes a agredir y a lastimar, entonces tenemos que ir al ceno que es la familia, que es donde tenemos que recuperar la esencia”, añadió.   

Indicó que todas las instancias en todos los niveles se deben de trabajar en valores: familias, organismos gubernamentales, iglesias, asociaciones civiles y medios de comunicación, para generar una cultura distinta para afianzar la parte positiva de la sociedad mexicana.

 “Reconocemos que es urgentisimo reestructurar el tejido social, porque cuando atentamos contra la dignidad de las personas, es muy fácil que nos faltemos al respeto incluso que se atente contra nuestra vida, lo que estamos viendo es una consecuencia de lo que estamos viviendo cómo sociedad, simplemente una sociedad que no tiene satisfecha las necesidades básicas para vivir entonces toma otras acciones, se va por otras vías, por otras salidas y muchas veces esas salidas son ilegales e inmorales”, puntualizó el sacerdote.