Ciudad de México.-  El medio estadounidense Bloomberg reveló este martes que la aplicación de viajes urbanos, Uber, fue víctima de un hackeo que a su vez estuvo oculto por más de un año.

Según confirmó la empresa al medio que dio cuenta de la brecha de seguridad, el ataque involucra datos desde octubre de 2016 e incluye nombres, correos electrónicos y números telefónicos de cerca de 50 millones de usuarios alrededor del mundo. También la información de cerca de 7 millones de conductores.

De acuerdo a la legislación estadounidense, Uber tendría que haber informado a las autoridades y a los conductores cuyo número de licencia quedó expuesta una vez que se percataron de la brecha. Sin embargo, la compañía pagó cerca de US $100.000 a los hackers para que borarran la información y mantuvieran la filtración en secreto.

Durante esta semana, la empresa despidió a Joe Sullivan, jefe de la oficina de seguridad y a uno de sus ayudantes por encubrir la falla.