Este viernes arrancó la séptima edición del Buen Fin, el cual se realiza el tercer fin de semana de noviembre de viernes a lunes, en el que el gobierno federal y la iniciativa privada, se organizan para ofrecer al consumidor descuentos y precios bajos en diversos artículos y servicios.

Desde la media noche en diversas tiendas del país, miles de personas acudieron a realizar las primeras compras del Buen Fin, el cual también tiene como objetivo reactivar la economía.

Esta medida es similar al viernes negro que se realiza en Estados Unidos, un día después del Día de Acción de Gracias.

En México, cada año se aprecia a los clientes obtener, sobre todo, modernas pantallas con descuentos de hasta el 50%, o artículos de otros departamentos como muebles, cocina, computación, telefonía celular, calzado o ropa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.