Ciudad de México.-  Gianluca Lapadula Vargas, un futbolista de 27 años, que decidió jugar en Italia, en lugar del equipo nacional de su país, se quedó sin ir al mundial, luego de que la selección de Perú clasificara y la de Italia no.

El jugaor nació en Turín, Italia, pero es hijo de una mujer peruana, en febrero de 2016 decidió rechazar la oferta que le hizo el director técnico argentino Ricardo Gareca de jugar para el combinado nacional de Perú, Lapadula prefirió esperar la convocatoria se la selección italiana.

Lo que nadie imaginaba era que finalmente la ‘azzurra’ se quedaría afuera de la Copa del Mundo por primera vez en 60 años y que Perú volvería a clasificar luego de más de tres décadas.

El pasado 30 de marzo, el delantero, brindó una entrevista al portal de Red Bull en italiano.

Allí reconoció que cuando Gareca le propuso jugar para Perú sintió “una gran emoción”. “Todo el mundo habría dicho que sí, pero decidí creer en lo que podría parecer imposible y salí ganando”, sentenció.

La expresión hacía referencia a la convocatoria para jugar en el equipo nacional de Italia, donde fue citado para un amistoso con Alemania, aunque debutó oficialmente contra San Marino en un 8 a 0 donde convirtió tres goles. “Apuesto a mí mismo y esta era la mejor inversión que podía hacer”, enfatizó.