Corren a empleado de supermercado por trabajar de más

• El hombre iniciaba su jornada laboral una hora antes para “preparar la tienda antes de su apertura al público”, lo que molestó a una cadena alemana de supermercados.

Una inusual disputa laboral ha sucedido en Barcelona, España.

La cadena alemana de supermercados Lidl, despidió al gerente de una de sus sucursales en la ciudad española, debido a que trabajaba de más, ya que llegaba a su centro de trabajo una hora antes, relata el periódico español El País.

El empleado, de nombre Jean, indica que acudía antes de su hora de entrada para “preparar la tienda antes de su apertura al público”, además, sin recibir paga extra.

La carta de despido argumenta: “realizar pedidos, cambiaba precios o reponía palos enteros de artículos”, por lo que la empresa lo corrió por “incumplimientos laborales muy graves”, tras la investigación de la multinacional, que revisó cámaras de seguridad del supermercado.

Según Lidl, “cada minuto que se trabaja, se paga, y cada minuto que se trabaja debe quedar registrado”.

Por su parte, Jean llevó el caso a los tribunales para recuperar su empleo, y señala que la empresa nunca le dijo que no podía acudir antes para preparar la tienda y “poder afrontar eficazmente la apertura”.

Y el abogado de Jean argumenta que su cliente, si bien no siguió los procedimientos de la empresa, esto no fue para beneficiarse, sino para ayudar a su supermercado, ya que supuestamente lo sometían a presiones para conseguir “las ventas que esperaba la dirección”.

“A veces hay que trabajar por encima del horario”, dijo Jean en la comparecencia respecto a cómo debía conseguir los objetivos de las ventas.