Despiden a titular de FEPADE por decir que ex director de PEMEX le pidió que lo perdonara

• Santiago Nieto señaló que Emilio Lozoya lo presionó para evitar que lo inculparan por desviar recursos para el PRI durante la campaña presidencial del 2012.

Foto: Archivo de Cuartoscuro

Ciudad de México.- Santiago Nieto Castillo fue destituido como titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, luego de revelar que Emilio Lozoya, ex director de PEMEX, lo presionó para que lo “perdonara” por el presunto desvío de recursos para el PRI durante la campaña presidencial del 2012.

Mediante un comunicado, la Procuraduría General de la República, de la que depende la FEPADE, informó que la destitución fue debido a que Santiago Nieto faltó “al código de conducta de la dependencia”.

Lozoya ha sido señalado por recibir sobornos de la empresa brasileña Odebrecht por 10 millones de dólares, y la FEPADE abrió una carpeta de investigación para averiguar si una parte de ese recurso habría sido destinada a la campaña del PRI.

En entrevista para el diario Reforma, Santiago Nieto dijo que mediante una carta, Lozoya lo presionó para que no lo inculparan por el presunto desvío de Odebrecht al la campaña presidencial priísta del 2012, cuando ganó Enrique Peña Nieto.

“Me envió una carta diciendo que quiere que yo haga un pronunciamiento público sobre su inocencia y me envía un currículum diciéndome quién es su papá, quién es su mamá, en dónde estudió. Nunca entendí esa parte”, declaró Santiago Nieto Castillo a Reforma.

Y agregó que esa carta “refleja en gran medida la impunidad, es decir, el planteamiento de que ’soy una figura pública. La autoridad se tiene qué disculpar’. Esto es lo que me pareció particularmente grave”.

Además del caso de Lozoya, Santiago Nieto logró órdenes de aprehensión contra ex gobernadores priístas como Javier Duarte y César Duarte, acusados por los delitos de desvíos de recursos públicos para campañas electorales.

El ex mandatario de Veracruz, Javier Duarte, actualmente se encuentra preso, mientras que aún se desconoce el paradero de César Duarte, quien gobernó Chihuahua.