Guadalajara – La docente Laura Carranza Leal podría recibir hasta 25 años de cárcel por olvidar poner la receta en las medicinas que envió por paquetería a su madre.

De acuerdo a la carta que ella redacta y que se puede leer en Changue.org, la madre de Laura Carranza padece esquizofrenia desde hace 50 años, por lo tanto, necesita consumir medicamentos controlados todo el tiempo, posterior a pasar un tiempo en la casa de la acusada, en la ciudad de Guadajalara, Jalisco, decide regresar a su casa, en la frontera norte del país, olvidando sus pastillas.

Ahí es donde inicia esta historia que parece salir de una película, de acuerdo a lo escrito por la docente “en el paquete iban 30 pastillas y un frasco de 2.5 mililitros de Clonazepam, que es una sustancia controlada, pero olvidé poner la receta. Esta cantidad de medicamentos no cubre ni un mes de tratamiento para el nivel de esquizofrenia como el que padece mi madre. Si se vendieran en el mercado negro esas pastillas se obtendría una ganancia de alrededor de mil pesos, lo cual muestra que es absurdo que yo quisiera traficar con ellas jugándome el riesgo de ir a la cárcel por esa cantidad”.

A pesar de los documentos y pruebas entregadas por los médicos que avalan las medicinas enviadas, la justicia federal acusa a Laura Carranza Leal de narcotráfico y podría enfrentar hasta 25 años de cárcel, por lo tanto, en el portal Change.org busca recabar 25 mil firmas para que se consideren las acciones emprendidas en su caso.