Especial.- El colegio Rébsamen, que se convirtió en símbolo de la tragedia ocurrida tras el sismo del pasado 19 de septiembre, enfrenta ahora otro problema: la directora, Mónica García Villegas, exige sin demora el pago de las colegiaturas a los padres de familia, trascendió en una nota publicada en medios nacionales.

Mientras los padres todavía lloran a los 26 menores que fallecieron en el lugar, luego del derrumbe del edificio, la dueña y directora les exige que paguen las colegiaturas sin retraso de ningún tipo.

Fueron dos las enviadas, la directora de Preescolar Cecilia Enríquez, y la de Primaria, Beatriz García, con quienes advirtió, seis días después de la tragedia, que no se harían descuentos ni prórrogas en el pago.

“Miss Mónica, en la reunión anterior, pidió se pagaran las colegiaturas con puntualidad” dice el punto 10 de los 14 del documento acordado por padres representantes de cada grupo y las portavoces de la mujer el día 25 de septiembre.

Sin embargo, Mónica García no ha dado la cara a los padres de familia, y todas las reuniones convocadas han sido canceladas, incluso, las que ella misma ha convocado.

Ante esta situación, padres de familia ya estudian la posibilidad de interponer una denuncia penal contra Mónica García.

Foto: Cuartoscuro

Déjanos tu opinión:
Compartir