Tepic.-  “La voluntad popular ha decidido un proyecto de cambio económico, político y social” y como ocurre en los cambios históricos, incubado en las contradicciones de un régimen que caduca paulatinamente y que ha provocado oleadas de resentimiento social que obligan a los cambios de rumbo, señaló hoy en el Teatro del Pueblo, Francisco Javier Castellón Fonseca, luego de haber rendido protesta como Presidente Constitucional del Municipio de Tepic, Nayarit.

Después de haberle tomado la protesta de Ley a la síndico y regidores, en un teatro abarrotado de gente, en presencia del presidente de la Comisión Legislativa del Congreso del Estado, Leopoldo Domínguez González; del presidente del Tribunal Superior de Justicia, Pedro Antonio Enríquez Soto y del secretario general de gobierno, Armando Gómez Arias, en representación del gobernador Roberto Sandoval Castañeda, el presidente Castellón afirmó que en Nayarit se dieron las condiciones al pueblo de ser el protagonista de su propia historia,  encabezados por Antonio Echevarría García y por nayaritas que desde el Congreso, los ayuntamientos y diferentes trincheras, iniciarán la construcción de un nuevo tiempo para el estado.

Castellón Fonseca recordó, como a lo largo de la historia, Tepic fue asentamiento de empresarios españoles e irlandeses que fundaron fábricas textiles que se convirtieron en un poder regional, objetivo militar de liberales y conservadores, pero sobre todo, dijo, como centro de la mayor rebelión indígena del siglo XIX que dirigió Manuel Lozada, “El Tigre de Álica”.

Tepic ha sido a lo largo de su historia un lugar desde donde se han impulsado los cambios y las transformaciones políticas y sociales, continuó en su discurso el presidente Castellón, afirmando que “esa historia ha demostrado el valor de la participación popular y ciudadana para empujar los cambios sociales y eso ha sido más patente en las coyunturas de alternancia de gobierno en 1999 y ahora, en el 2017”.

El nuevo gobierno municipal imprimirá su propia impronta, trabajando en un “gobierno de vecinos”, que deberá ser garantía de participación ciudadana; con un gobierno que garantice mayor transparencia en el manejo de los recursos, señalando como prioridad, el mejoramiento de los servicios públicos, “deteriorados por décadas, por descuido o conflictos provocados muchas veces por causas de tipo político como las que hemos padecido lo últimos años”.

Afirmó tener claro el enorme rezago en infraestructura hidráulica, de prevención de las inundaciones y de drenaje sanitario; el gran problema en la recolección y disposición de los residuos sólidos, y sobre todo, la mala cultura ciudadana de sacar los desechos a las calles y construir glorietas de basura en medio de cuatro esquinas.

Importante dijo, será emprender junto con el gobierno del estado, un programa emergente de bacheo y de reparación de vialidades y además, reforzar y no escatimar esfuerzos para garantizar mayor seguridad para los tepicenses.

En ese sentido, le reiteró al gobernador electo Antonio Echevarría García, presente en el público, la “total disposición para colaborar con la seguridad estatal y con las fuerzas armadas para restaurar la tranquilidad:  Los nayaritas y los tepicenses somos gentes de paz, no merecemos todo lo que hemos pasado y estamos pasando., enfatizó.

Restaurar las partes del tejido social que se han roto, será otra prioridad y se harán por las mejores vías: la educación y la cultura con un  programa de rescate de espacios públicos llevando eventos culturales, realizando actividades deportivas y de convivencia comunitaria. Reforzaremos el programa de bibliotecas municipales y promoveremos un programa de lectura por barrios y comunidades. Mantendremos el exitoso Festival de las Letras que ahora, gracias a la aceptación del rector Ignacio Peña, se extenderá a las instalaciones universitarias y a otras plazas y comunidades rurales.

Con la Universidad Autónoma de Nayarit hay un enorme compromiso, personal,  institucional y moral. Trabajaremos con los universitarios no sólo el Plan de Desarrollo Municipal Integral, sino también la creación de grupos de trabajo conjunto que hagan estudios y propongan soluciones a muchos problemas que atraviesa el municipio.

En nuestro gobierno, afirmó Castellón, con la universidad todo, sin la universidad nada.

Aclaró que el ayuntamiento atraviesa su propia crisis, sobre todo de financiamiento para sus actividades. Los egresos superan a los ingresos y los pasivos laborales son muy altos  y ponen en riesgo el funcionamiento del gobierno. Existen pagos pendientes de laudos y algunas prestaciones y los trabajadores carecen de fondo de pensiones que les dé certidumbre en su retiro y la nómina de jubilados y pensionados se cubre del gasto normal.

Para poner bases serias de solución a estos problemas se requiere un diálogo permanente con los trabajadores y sus dirigentes. Nuestro gobierno establecerá una política de diálogo  que incluso, vaya más allá del ámbito municipal.

“Como presidente municipal no asumiré un discurso anti laboral. He sido un hombre de izquierda toda mi vida y siempre he defendido el derecho de los trabajadores, pero la ley me obliga a actuar con responsabilidad y siempre mantendré un diálogo franco, abierto y sin dobleces con los trabajadores”, aseguró, para continuar señalando que el cabildo está integrado por regidores de mayoría y de representación proporcional que representan a los ciudadanos y que “pertenecemos a seis partidos políticos y el gabinete representará esa diversidad. Me acompañarán mujeres y hombres de diversa edad, experiencia y origen político y social y el que encabezará a todos ellos desde un consejo consultivo que evaluará, como muchas otras instancias el trabajo del ayuntamiento y el presidente será mi admirado Salvador Castañeda O’Connor, dirigente comunista y compañero de mil batallas de Alejandro Gascón Mercado”.

En lo personal, -continuó-, trataré de acercarme a la forma de gobernar de dos grandes presidentes municipales que la izquierda ha tenido en Tepic; Alejandro Gascón Mercado y Justino Ávila Arce.

Por último, al dirigirse al pueblo de Tepic, señaló: Dejó en prenda mi compromiso de dedicarme de tiempo completo a la solución de los problemas colectivos. Al gobernador electo, le dejo la seguridad de mi reconocimiento a su liderazgo y la total colaboración para sacar adelante a Nayarit en la parte que me corresponde.

A mis compañeros de partido les entrego mi reconocimiento absoluto a su incansable labor política, de los que estaré retirado temporalmente por este encargo;  a los partidos aliados y a los que no lo son,  mi respeto y mi amistad. A mis amigos y a mi familia, todo mi cariño y respeto por su comprensión ahora que me retiro a la vida pública, concluyó.

Momentos antes, el líder de la Cámara de Diputados local, Leopoldo Domínguez, celebró acompañar a Javier Castellón Fonseca, en una nueva responsabilidad que le dieron los tepicenses con su voto de confianza “y no tengo duda de que estamos en la ruta correcta para posicionar a Tepic como la Ciudad de Todos”.

También hizo uso de la palabra el secretario general de Gobierno, Armando Gómez Arias, en representación del gobernador Roberto Sandoval Castañeda, quien entregó una felicitación al nuevo cabildo.

Con una proyección audiovisual, se ilustraron de manera breve el Plan de Gobierno Municipal, que habrá de marcar un cambio, transformando a Tepic, en una “Ciudad de Todos”.

Déjanos tu opinión:
Compartir