Ciudad de México.- Las fotografías de 3 jóvenes ejecutados de 24, 20 y 16 años de edad, que fueron encontrados bajo un puente en el poblado de Coyuca de Benítez, en el estado de Guerrero, le han dado prácticamente la vuelta al mundo y son el botón de muestra del alto grado de violencia que se vive en México. Esa es la imagen con la que relacionan a nuestro país desde diferentes partes del globo. Venir a Guerrero y estar de paseo por Acapulco antes era un sueño; ahora, nadie quiere despertar ahí.

El propio Bernardino Hernández relató para Carmen Aristegui su experiencia en la toma de la fotografía, y dijo que las autoridades no tienen una forma viable para defender a la ciudadanía de los secuestros, las extorsiones y las ejecuciones que presuntos miembros del crimen organizado cometen en todo el país, pero de forma particularmente cruda en Guerrero.

“Ya es el grito de: ¡Auxilio México, despierta! Estamos sumergidos en este tipo de violencia. Siempre hay diario 4, 6, 8, 10 asesinatos. El gobierno del estado cobra millones de pesos para la seguridad, pero no la proporciona. La dolencia a veces tan fuerte de la familia y no les interesa. Tenemos que despertar por todos los hechos que se están viviendo en toda la república”, señaló el fotoperiodista.

El gradio de violencia en el estado de Guerrero es tal que en el primer semestre de 2017 se registraron mil 141 ejecuciones, 64 más que en el mismo periodo de 2016.

 

Fotos: Bernardino Hernández/Cuartoscuro

Déjanos tu opinión:
Compartir